Claves para gestionar tu tiempo eficazmente sin estrés

La gestión del tiempo continúa siendo uno de los temas más demandados por mis lectoras, por lo que vuelvo a dedicarle unas letras. Una correcta gestión de tu tiempo, te va a permitir conseguir mejores resultados y además va a eliminar el estrés de tu vida.

Es importante que inviertas tiempo y recursos en gestionar el mismo, ya que como acabo de mencionar no es pérdida, es inversión. Será una pequeña cantidad de tiempo invertido que te va a ser devuelta en resultados, efectividad y salud a causa de la disminución del estrés.

Te muestro en este artículo unas claves para que gestiones tu tiempo eficazmente

Agenda

Llevar una agenda es básico para una gestión de tu tiempo en la que puedas liberar tu cabeza y centrarte en realizar la actividad pertinente en el momento presente.

Es verdad que te llevará un poco de tiempo el gestionarla, pero este te vendrá de vuelta, ya que realizarás todas tus actividades, pues necesitarás menos tiempo para las mismas gracias a que tendrás la cabeza liberada para concentrarte en lo que tienes que hacer en cada momento.

Tu agenda además te permitirá tener presentes las actividades que debes realizar y saber cómo poder ejecutar otras en la mejor combinación posible para que puedas hacerlo todo sin dilación e incluso quedando tiempo de sobra.

A menudo oigo la excusa, de: “No llevo agenda porque luego no la miro”. Pues será cuestión de empezar a mirarla, una pequeña nueva acción que va a quitarte mucho estrés y trabajo. Creo que vale la pena dejar atrás esa malísima costumbre/excusa.

Aprende a flexibilizar y priorizar

No hay que hacerlo todo, todos los días. Esto además de ser imposible, te generará estrés y encima al final del día te quedará una sensación de insatisfacción por todo lo que no has podido hacer.

Organízate y reparte tus actividades en el día, en la semana, en el mes. Lo importante es que haya una constancia en la actividad. Más vale realizar una tarea dos veces al mes, que no hacerla nunca porque pretendes hacerlo todo todos los días y como es lógico, eso es imposible.

Entiendo que tal vez tengas muchas inquietudes y que hay un montón de cosas que te gustaría hacer. Con una buena organización, y flexibilizando se pueden hacer muchas, pero el día tiene sólo 24 horas y tú dos brazos y dos piernas, por lo que hay un límite, así que tendrás que aprender a priorizar preguntándote qué actividad es más importante para ti, o cual conduce más rápido a esa meta tan importante.

Y si por razones de agenda, estás pensando en renunciar a una meta o ilusión que no tiene tanta prioridad, tal vez no sea cuestión de dejarla, sino de aplazarla para más adelante.

Calcula los tiempos de manera realista

Siempre intentamos programar el mayor número de actividades en el día, y ese es un grave error. Es mejor planificarte menos actividades con tiempo más que de sobra para ejecutarlas. Si luego te queda tiempo, siempre podrás rellenarlo con otras nuevas tareas y adelantar, pero tu trabajo estará mejor hecho y tú no tendrás esa sensación de frustración al final del día.

Además, aplicando este tip, ya verás como dejas de tener problemas con la puntualidad, esa de la que muchas veces se dice que es inevitable, y no es verdad para nada. Inevitable podrá ser un día excepcionalmente, porque surgió un imprevisto, pero no como costumbre.

Ocúpate de lo importante y no urgente

Si nos ocupamos de lo importante y con tiempo, nunca se transformará en urgente. Con lo que será muy raro que nos surjan esos contratiempos o imprevistos que a veces al amontonarse, provocan que no podamos realizar nada de lo planificado y nos pasemos los días apagando fuegos.

Si te ocurre esto, reflexiona y pregúntate si eres de las que suelen dejar las cosas para última hora. Resuelve ya lo que tengas pendiente y no lo postergues más, así evitarás estas situaciones.

Invierte tiempo en tu descanso

Veo tanta gente agotada, y no paran porque según dicen, no tienen tiempo. Si descansas un poco, el resto del tiempo te rendirá mejor y podrás hacer mucho más.

Ya para empezar, si llevas a rajatabla las otras pautas de este artículo, vas a poder dejar un hueco para tu descanso, pero además si lo haces aún a pesar de no disponer del tiempo, el resto del mismo estarás al 100 %, por lo que aunque este sea menor, los resultados serán mayores y mejores.

Para un mejor aprovechamiento del tiempo y rendimiento, el descanso no es optativo sino obligatorio.

Implementa en tu vida estas claves sin excusas y ya verás como no te volverás a engañar con eso de: “No tengo tiempo”.

 

AUTOR:

Ana Zabaleta –  

“La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas, visita ahora www.anazabaleta.com para recibir más tips Gratis.