IRPF – Retención sobre reintegro del excedente de aportes al SNS

Fue publicada con fecha 21 de marzo de 2012 la Resolución de la Dirección General Impositiva (DGI) N°575/012 a través de la cual el referido organismo, haciendo uso de la facultad concedida por el Decreto N° 597/988, designa al Banco de Previsión Social (BPS) como agente de retención del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) por el reintegro del excedente en los aportes efectuados al Sistema Nacional de Salud (SNS).

Recordamos que los aportes efectuados al SNS son deducibles de la liquidación del IRPF, debido a esto es necesario establecer el tratamiento a otorgarse al exceso resultante de los mismos, en la liquidación anual del IRPF, lo que motivó a la administración fiscal a emitir la referida resolución.

El mencionado excedente se encuentra establecido en el artículo 41 del Decreto N° 221/011, reglamentario del SNS. El mismo surge de la diferencia entre el total de las sumas mensuales del costo promedio equivalente para el SNS incrementado en un 25% y los aportes efectivamente realizados por los beneficiarios durante el año civil.

Cabe destacar que en el caso de surgir la referida diferencia a favor del beneficiario, la misma será devuelta en los plazos y formas que determine el BPS, dicho plazo no podrá excederse más allá del ejercicio siguiente al de la liquidación del ejercicio que le dio origen.

El referido régimen aplica a personal dependiente, propietarios de empresas unipersonales comprendidas en el Decreto Ley N° 14.407, jubilados, pensionistas y beneficiarios que prestan servicios fuera de la relación de dependencia.

La reciente resolución establece que la retención de IRPF a efectuarse sobre el reintegro a favor de los beneficiarios del sistema se determinará aplicando el 20% sobre el importe bruto reintegrado y deberá ser realizado en oportunidad del pago del mismo.

El BPS en su calidad de agente de retención deberá verter a la DGI las retenciones realizadas, al mes siguiente de haber realizado las mismas. En el mismo plazo deberá presentar ante el referido organismo recaudador del IRPF una Declaración Jurada informado las retenciones efectuadas identificando a los contribuyentes y el importe bruto de los reintegros efectuados a cada uno.

Al momento de realizarse la liquidación anual del IRPF correspondiente al ejercicio en el que se efectivizó el reintegro, quienes hubieran sido objeto de las retenciones mencionadas deberán restar los importes brutos reintegrados de las deducciones a incluirse en la referida liquidación. Asimismo, las retenciones efectuadas serán computadas a favor del contribuyente en el mismo periodo.

La retención tendrá carácter definitivo cuando los contribuyentes del IRPF están eximidos de la presentación de la Declaración Jurada del referido tributo.

Los documentos emitidos por el BPS que acrediten el pago del reintegro serán considerados como resguardos en cuanto en los mismos figure la retención efectuada.

Por último, cabe destacar que las soluciones previstas en este caso por la Administración son similares a las ya existentes para los casos en los cuales las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP) deben efectuar reintegros por excesos en los aportes de los beneficiarios y estas deban por lo tanto actuar como agentes de retención.

FUENTE: KPMG
© 2012 KPMG Sociedad Civil, sociedad civil uruguaya y firma miembro de la red de
firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International
Cooperative (“KPMG International”), una entidad suiza. Derechos reservados. 23 de marzo de 2012, N° 459