Se proyectan cambios en el sistema tributario

Introducción

A los proyectados cambios en la tributación a la tierra, el Poder Ejecutivo sumó un nuevo proyecto de ley que realiza ajustes a varios impuestos vigentes. En esta nota trataremos de describir en forma sintética los aspectos más trascendentes de las modificaciones proyectadas.

IRPF rentas del trabajo

El proyecto de ley faculta al Poder Ejecutivo a incrementar el mínimo no imponible del IRPF hasta en 12 BPC anuales. Además, modifica las escalas de renta y las alícuotas del tributo, creando una escala y alícuota adicional. Actualmente, si la renta anual computable supera las 1.200 BPC, se la grava a una tasa del 25%, que es la tasa máxima del IRPF. De acuerdo con el proyecto, las rentas que superen las 1.380 BPC tributaran a una nueva alícuota del 30%.
Se agrega como deducción en la liquidación del IRPF el pago de cuotas de préstamos hipotecarios para la adquisición de la vivienda única y permanente del contribuyente, con algunos límites en cuanto al costo de las viviendas y al propio monto deducible.

IRPF rendimientos de capital mobiliario

Se proyecta cambiar el tratamiento fiscal para los rendimientos de capital mobiliario originados en el exterior por aquellas personas físicas que se radiquen en territorio nacional y adquieran la calidad de residente fiscal.

De acuerdo con lo normativa vigente, dichas rentas estarían gravadas por el IRPF, porque las personas pasan a residir en el país y dicho impuesto abarca las rentas de capital mobiliario de personas físicas residentes.
De acuerdo con el proyecto, quienes se encuentren en dicha situación, podrán optar por el IRNR por tales rentas por un período de cinco ejercicios fiscales completos más el ejercicio en el cual se produjo la radicación. Como el IRNR no grava esas rentas del exterior, ello implica no tributar por el aludido período.

La referida opción la tienen también quienes hayan adquirido residencia fiscal a partir del 1° de julio de 2007, en cuyo caso, el período de cinco años se computará a partir del 1° de enero de 2011.

IRPF e IRNR incrementos patrimoniales

El proyecto que describimos exonera tanto de IRPF como de IRNR a los incrementos patrimoniales derivados de transferencias de bienes inmuebles ocasionadas por expropiaciones.

IVA

El proyecto reduce a la tasa mínima del 10% la alícuota del IVA aplicable a los aceites crudos para la elaboración de aceites comestibles, que actualmente pagan la tasa del 22%.
A su vez, incluye a las Intendencias Municipales dentro de los sujetos que pueden acceder a la exoneración del IVA que beneficia a ciertas operaciones de leasing.
También faculta al PE a reducir hasta dos puntos la tasa del IVA de operaciones con consumidores finales en las que el precio se pague utilizando tarjetas de crédito, débito o similares.
El proyecto también faculta al PE a eliminar la incidencia del IVA de las compras efectuadas mediante tarjetas de débito financiadas por el Estado tales como la tarjeta Uruguay Social, tarjeta para el pago de Asignaciones Familiares y similares. Este último cambio se inscribe en el proceso de disminución de las cargas fiscales que recaen sobre los sectores de menores ingresos.

Impuesto a la venta de semovientes

Se proyecta la derogación del impuesto creado por la Ley N° 12.700, que grava las enajenaciones de semovientes a una tasa del 2%.
Dado que dicho impuesto tiene como destino a los Gobiernos Departamentales, para compensarlos por la derogación del gravamen el proyecto prevé transferencias de Rentas Generales por el mismo importe que dichos Gobiernos hayan recaudado en el ejercicio 2011, actualizado por IPC.

INFORME KPGM-URUGUAY