DGI Fiscaliza Profesionales

DGI fiscalizará a 200 profesionales con indicios de subdeclaración

Software. Le permitió cruzar información y detectó riesgo de evasión

MARCELA DOBAL

La DGI empezó a fiscalizar ayer a 200 profesionales independientes, que identificó con mayor riesgo de subdeclaración en base a un nuevo software que permite duplicar su control sobre 65.000 personas y 10.000 empresas contribuyentes.

El director general de Rentas, Pablo Ferreri, anunció ayer la incorporación de aplicaciones informáticas que analizan variables provenientes de diferentes bases de datos para preseleccionar a contribuyentes que presentan “mayor probabilidad” de evasión o subdeclaración y así aumentar la eficiencia en la fiscalización.

Esas aplicaciones utilizan datos del fisco (como declaraciones de contribuyentes o resultados de auditorías) y otros de fuentes externas (por cruzamiento de datos) para crear “mapas de riesgo fiscal”. Se estudian las relaciones entre las 180 variables internas y 360 externas para ordenar a los contribuyentes de acuerdo al riesgo de subdeclaración.

El proceso detecta qué empresas presentan desvíos tributarios relevantes con respecto a la media de su rubro de actividad. “Si el promedio es que el IVA ventas sea el doble que el IVA compras y hay uno que tiene una diferencia de 10% está teniendo gastos mucho mayores a su giro de actividad, entonces ahí hay algo raro”, explicó Ferreri.

Además de ese indicador, otros que pueden tomarse en cuenta son las pérdidas fiscales y contables o las rotaciones de sus inventarios, por ejemplo.

Hasta el momento, la Dirección General Impositiva (DGI) utilizaba algún ratio en particular para hacer el análisis, pero ahora se podrá evaluar varios ratios y obtener un indicador global, por lo que la herramienta de análisis es “más potente”. Esto permitiría “duplicar la probabilidad histórica de detectar situaciones de alta evasión”, dijo Ferreri.

Una de las poblaciones objetivo serán 10.000 empresas que representan un tercio de la recaudación total (las de mayor porte sin contar a grandes contribuyentes). La otra, serán más de 65.000 personas físicas con actividades independientes, cuyo impuesto recaudado no se realiza por retenciones como ocurre con los asalariados.

El instrumento se comenzó a utilizar ayer, cuando la DGI puso en marcha el primer operativo orientado a 200 trabajadores que son prestadores de servicios profesionales independientes.

“Seleccionamos a los profesionales de odontología, a clínicas que prestan servicios médicos en forma independiente, a arquitectos y abogados; en cada rubro a aquellos que presentaban una probabilidad o riesgo de evasión”, dijo Ferreri. Los resultados se irán viendo “en los próximos días”.

El operativo moviliza a 80 inspectores del cuerpo inspectivo para realizar la tarea.

MAYOR REFINAMIENTO

El objetivo de armar “mapas de riesgo” es realizar un mayor trabajo previo a salir a fiscalizar, “para no molestar a aquellos contribuyentes honestos que día a día cumplen con su responsabilidad social que es el pago de impuestos”, dijo Ferreri.

Los nuevos instrumentos posibilitan procesar los datos de los contribuyentes por área geográfica, por rubro e incluso permiten observar el historial de cada empresa adentro de la administración tributaria (como a qué proveedores compró o su nivel de IVA compras).

Esto se complementa con otra herramienta que DGI llama el “censo digital de contribuyentes”, que incorpora imágenes y ubicaciones satelitales de cada negocio. Esta información se puede ver a nivel de la capital de cada departamento e incluso por barrios y manzanas. Ferreri dijo que será útil para el operativo previsto para la temporada, ya que el censo tiene actualizadas las zonas costeras.

Incluso se puede saber cuántos metros cuadrados tiene cada comercio, cuántas cajas registradoras o si trabaja con tarjetas. Si la empresa en cuestión está conformada por diferentes socios, se puede ver el historial de otras empresas que estén integradas por esas mismas personas.

Ferreri destacó que “aquí no hay ninguna potestad nueva” para la DGI, sino que la tecnología disponible permite “con las mismas potestades utilizar mejor la información con la que contamos”.

“Esperamos con la utilización de estas nuevas herramientas continuar bajando la evasión”, dijo Ferreri, que en la recaudación de IVA se ubica en el entorno del 15% (el menor nivel en América Latina). De los impuestos que gravan a la renta no existen datos disponibles.

Además de los nuevos instrumentos de procesamiento de datos, el director de Rentas dijo que la DGI seguirá utilizando todos los mecanismos de fiscalización con los que ha contado hasta la fecha.

Varios operativos en marcha

La Dirección General Impositiva (DGI) realizó varios operativos inspectivos este año. En zonas francas detectó varias empresas “de papel” a las que reliquidó impuestos por US$ 21 millones. En la actualidad, tiene uno en marcha en los freeshops y este mes comenzará el operativo de temporada, que realizará en coordinación con el Banco de Previsión Social y el Ministerio de Trabajo. El fisco tiene previsto efectuar 3.000 controles intensivos y extensivos. Ochenta funcionarios de los tres organismos se desplazarán a la costa Este, con puestos estratégicos en Atlántida, Punta del Este y La Paloma.

Las cifras

80 Son los inspectores que sacó a la calle la Dirección General Impositiva para verificar si los 200 casos detectados evaden o no.

180 Es la cantidad de variables internas que se analizan junto a otras 360 externas para ordenar a contribuyentes según el riesgo.

El País Digital